jueves, 25 de mayo de 2017

La Agroecología




La ciencia

La agroecología es una disciplina científica desde la década de 1930, cuando abarcaba principalmente la parcela y la explotación, centrándose en las interacciones biológicas entre los elementos del ecosistema y la agricultura. Desde este punto de vista, es decir, considerando que las explotaciones son ecosistemas movidos por fuerzas ecológicas, se han desarrollado enfoques novedosos de gestión que, de otro modo, no se habrían tenido en cuenta.  Las formas biológicas de gestionar las plagas restaurando los equilibrios naturales son un claro ejemplo de esto.

A medida que ha ido creciendo el campo de la ecología, también la agroecología ha ido ampliando su alcance, aportando principios ecológicos aplicables a la hora de diseñar y gestionar agroecosistemas, también fuera de las explotaciones para incluir territorios y comunidades. Progresivamente, ha abarcado la organización social de las comunidades, a las que se reconoce como uno de los pilares de la agroecología.  En las últimas décadas, la divulgación y la aceptación de la agroecología han dependido principalmente de la difusión de campesino a campesino, con apoyo de los investigadores a tal innovación campesina.

Como disciplina científica, la agroecología no es prescriptiva, ya que no proporciona recetas ni paquetes técnicos. Se basa en la aplicación local de principios agroecológicos básicos. El marco de la FAO en materia de agroecología se basa en los siguientes elementos: eficiencia, equilibrio, diversidad, creación conjunta de conocimientos, reciclado, sinergias, valores humanos y sociales, economías circulares, tradiciones culturales y alimentarias, gobernanza de la tierra y los recursos naturales. La elección de las prácticas de gestión y las tecnologías para alcanzar la agroecología o avanzar hacia una transición agroecológica depende siempre de la localidad específica y se ve modelada por un contexto social y ecológico determinado.

La ciencia de la agroecología reconoce explícitamente el valor de los conocimientos y la investigación participativos y de abajo arriba y promueve: i) el establecimiento de vínculos entre procesos de innovación formales e informales; ii) la combinación de las competencias especializadas del lugar con conocimientos científicos; iii) el reconocimiento del respeto que se debe a los agricultores como propietarios de conocimientos y partícipes en la investigación y la innovación.


Las prácticas

La agroecología es la ciencia consistente en aplicar conceptos y principios ecológicos para gestionar las interacciones entre las plantas, los animales, los seres humanos y el medio ambiente en pos de la seguridad alimentaria y la nutrición. Agricultores de todo el mundo ya aplican este enfoque, que encuentra un pilar fundamental en los conocimientos locales y tradicionales.

La FAO reconoce la importancia de que los agricultores gestionen el capital humano y natural para mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición y promover el desarrollo rural. Se los percibe como innovadores e investigadores constantes que contribuyen a desarrollar una agricultura sostenible y medios de vida rurales más resilientes.

A continuación se muestran algunos ejemplos de la manera en que los agricultores actúan como custodios de técnicas complejas e innovadoras en las que, por medio de la agroecología, se combinan los conocimientos locales, los productos tradicionales y la innovación.


El proceso social

La agroecología es un conjunto muy variado y diverso de prácticas y sistemas locales provenientes de todo el mundo. Supone una construcción social y un concepto dinámico que se definen de manera colectiva dentro de una comunidad determinada y entre comunidades, sobre la base de intercambios horizontales y un aprendizaje mutuo entre productores de alimentos. Estos intercambios horizontales de conocimientos (de campesino a campesino, de consumidor a productor, etc.), ya sea en un mismo sector, generación, cultura y tradición como entre sectores, generaciones, culturas y tradiciones distintos, constituyen un elemento fundamental de la agroecología concebida como proceso social. Da como resultado la creación y la reproducción conjuntas y continuas de conocimientos sobre agricultura.

El hecho de que la agroecología se base en aplicar y adaptar principios universales a las especificidades locales supone que los sistemas locales de conocimientos, así como el diálogo entre ellos, sean elementos esenciales del concepto de agroecología.
 

Los conocimientos profundos, diversos y complementarios de los que disponen las familias del medio rural sobre lo que funciona y lo que no funciona en un sistema alimentario deben considerarse necesariamente como componentes básicos de la agroecología, lo cual supone un replanteamiento absoluto de los enfoques convencionales que se aplican a la extensión rural.

Durante siglos, un gran número de pequeños productores de alimentos de todo el mundo (como campesinos, ganaderos y pastores, cazadores y recolectores, agricultores familiares, pescadores, pueblos indígenas, etc.) se han encargado de custodiar los sistemas alimentarios y las prácticas agrícolas ancestrales basándose en perspectivas holísticas de los ecosistemas y sus componentes.

Aquí tienen su origen las estrategias de ordenación sostenible de los recursos naturales, que, incrementando al máximo las sinergias positivas entre especies y reduciendo al mínimo las externalidades negativas de las actividades económicas en el medio ambiente, se han venido aplicando desde siempre y constituyen la base de los enfoques modernos de la agroecología.


Los 10 elementos

La agroecología se ha definido como “el uso de principios ecológicos en el diseño de sistemas agrícolas”. Cada vez hay mayor conciencia de que la agroecología también aborda, de manera indivisible, las dimensiones económicas y sociales del sistema alimentario. La agroecología ofrece algo más que un “marco de diseño en pro de agroecosistemas sostenibles”. Los principios agroecológicos deberían sugerir los elementos generales de un sistema alimentario sostenible. En consonancia con este enfoque, la FAO ha determinado 10 elementos clave, derivados de los principios generales establecidos para la agroecología. Al elaborar los proyectos, programas y políticas destinados a apoyar la agroecología, pueden entrar en juego diferentes elementos en varias configuraciones, con una fuerte combinación de elementos ecológicos y socioeconómicos.
Efficiency
Eficiencia: Optimización del uso de los recursos naturales en la agricultura.  Si se usan los insumos con mayor eficiencia, se necesitarán menos recursos externos y se reducirán los efectos negativos de su uso [...]
Balance
Equilibrio: Conseguir condiciones favorables de los suelos y la autorregulación dentro del sistema alimentario. Los ecosistemas naturales tienen la capacidad de autorregularse y de lograr un equilibrio natural entre las plagas, las enfermedades y [...]
Diversity
Diversidad: Maximizar las especies y los recursos genéticos en el tiempo y el espacio dentro de los sistemas alimentarios.  En un sistema agrícola, la diversificación es una condición en la que diferentes elementos funcionan de manera armónica [...]
Co-creation of knowledge and transdisciplinary approaches for innovation
Creación conjunta de conocimientos: Conocimientos locales y tradicionales e innovación para crear sistemas alimentarios sostenibles basados en las necesidades locales y los ecosistemas locales. La agroecología se basa en un gran volumen [...]
Recycling
Reciclado: Reutilización de los nutrientes y la biomasa presentes en el sistema agrícola y aumento del uso de recursos renovables para promover sistemas alimentarios saludables.  [...]
Synergies
Sinergias: Diseño de sistemas alimentarios con un ensamblaje óptimo de cultivos y animales y promoción simultánea de las funciones ecológicas para la autorregulación de los sistemas alimentarios. Sacar provecho de las sinergias en los sistemas [...]
Human and social value
Valor humano y social: Fomentar sistemas alimentarios basados en la cultura, la identidad, la tradición, la innovación y los conocimientos de las comunidades y los medios de vida locales, favoreciendo la dinámica social que se centra en el papel [...]
Circular economy
Economía circular: Soluciones locales y mercados locales que crean círculos virtuosos. Los ingresos (sean monetarios o no monetarios) deben ser justos y suficientes para sostener los medios de vida y garantizar la seguridad alimentaria [...]
Culture and food traditions
Cultura y tradiciones alimentarias: Unas dietas saludables, diversificadas y apropiadas desde el punto de vista cultural ofrecen una buena nutrición y garantizan al mismo tiempo la salud de los ecosistemas. La agricultura es una parte esencial del patrimonio [...]
Land and natural resources governance
Gobernanza de la tierra y los recursos naturales: Reconocer el papel de los pequeños productores de alimentos como administradores sostenibles y custodios de los recursos naturales y genéticos y prestarles apoyo a ese respecto. A fin de garantizar que los sistemas alimentarios [...] 

La educación

La educación, tanto formal como informal, es fundamental para la agroecología. Adopta muchas formas diversas en muchos niveles distintos, desde niños a adultos, incluidos agricultores, encargados de formular políticas, investigadores y consumidores.

 

Los agricultores

Los productores agroecológicos reconocen que un método que ha tenido mucho éxito para promover la innovación entre los agricultores es el enfoque de aprendizaje y transmisión de campesino a campesino, conocido como “educación popular”. Se basa en el principio de que la participación y el empoderamiento de los productores de alimentos son componentes intrínsecos del desarrollo agrícola sostenible. La metodología de las escuelas de campo para agricultores es un enfoque similar que desempeña una función importante a la hora de ampliar la escala de la agroecología. Esta metodología, que reúne a extensionistas e investigadores junto a los agricultores en un proceso horizontal, se basa en que los agricultores experimenten en sus propias explotaciones, en pequeña escala. Quienes participan en estas escuelas adaptan y validan las innovaciones recientes, perfeccionan sus destrezas prácticas y su alfabetización ecosistémica y luego comparten los resultados y las enseñanzas adquiridas. La educación también desempeña una función importante al hacer partícipes a mujeres y jóvenes en la agroecología.

 

Los investigadores

En el marco del enfoque interdisciplinario de la agroecología, los procesos de aprendizaje tienden a ser sumamente innovadores y hacer hincapié en la aplicación de enfoques experienciales y holísticos al aprendizaje y la enseñanza. Los complejos desafíos que la agroecología plantea a los investigadores tocan los ámbitos ambiental, económico y social. También exigen un buen desarrollo de las dotes de observación, participación, acción, diálogo, reflexión y visión.

 

Formuladores de políticas

La agroecología está en auge como posible enfoque para hacer frente al desafío del cambio climático, ya que genera sistemas alimentarios más resilientes, al tiempo que garantiza a los agricultores y las comunidades rurales un gran nivel de protección social. Es fundamental organizar los conocimientos agroecológicos de tal manera que los encargados de la formulación de políticas puedan utilizarlos a la hora de adoptar decisiones. Es importante promover un entorno en el que estas personas puedan intercambiar las lecciones adquiridas y compartir sus experiencias de forma horizontal, lo cual les permitirá tomar decisiones sobre la base de las experiencias de otros países. Esto resulta esencial para el futuro de la agroecología.

 

Los consumidores

Los consumidores son partes interesadas clave dentro del sistema alimentario; sus elecciones pueden hacer que se incremente o se reduzca la producción agroecológica. Es fundamental lograr que las personas se den cuenta de los múltiples beneficios que aporta la agroecología al sistema alimentario e informar sobre todas las ventajas relacionadas con la elección de productos agroecológicos.

Fuente: FAO

lunes, 22 de mayo de 2017

22 de Mayo - Día Internacional de la Biodiversidad




10 tendencias climáticas que muestran que nuestro planeta tiene un destino catastrófico

((Detlev van Ravenswaay/Getty Images))
Hay una gran cantidad de evidencia empírica que demuestra que el cambio climático provocado por el ser humano es real y está afectando al planeta a un ritmo alarmante.

Mientras que los científicos afirman que la Tierra ha experimentado ciclos de calentamiento y enfriamiento a lo largo de los años, la tendencia significativa al calentamiento que estamos experimentando actualmente es muy diferente a las anteriores. Según los científicos, la diferencia es la actividad humana. De hecho, la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) afirma que la probabilidad de que el hombre sea culpable del rápido calentamiento desde mediados del siglo XIX es superior al 95 por ciento.

Desde el aumento de los niveles del mar, pasando por la retirada de los glaciares, hasta el blanqueamiento de los corales, el calentamiento global inducido por el hombre está afectando cada rincón de nuestro planeta. Los científicos están seguros con respecto a esta afirmación, debido a la gran cantidad de datos recopilados utilizando satélites y otros avances tecnológicos.

 
Los historiales de temperatura de los datos paleoclimáticos (línea verde) en comparación con el historial basado en los instrumentos modernos (línea azul) sugieren que la temperatura global es actualmente más cálida que en los últimos 1000 años, y posiblemente que en años anteriores a esa época.  (NASA)
Estas son 10 tendencias climáticas que demuestran que el planeta está en problemas debido a la actividad humana:

1. El nivel de los mares está aumentando más rápido

De acuerdo con los científicos, el nivel del mar aumentó alrededor de 8 pulgadas (20 cm) durante el último siglo. El ritmo al cual aumentó a lo largo de la última década es casi el doble que el del último siglo, según el Panel Internacional del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés).

La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) afirma que se prevé que, para el próximo siglo, el nivel del mar aumentará a un ritmo mayor que el de los últimos 50 años. Los estudios demuestran que el nivel del mar aumentará entre 1 y 4 pies (0,3 y 1 m) más para el 2100, con un rango de incertidumbre de 0,66 a 6,6 pies (0,2 a 2 m).

2. Está haciendo más calor

Debido al aumento de dióxido de carbono, junto con otras emisiones producidas por el hombre que se arrojan a la atmósfera, la temperatura superficial promedio de la Tierra ha aumentado alrededor de 2 grados Fahrenheit desde finales del siglo XIX, según la Asociación Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés).

"La mayor parte del calentamiento se generó en los últimos 35 años, y 16 de los 17 años más calurosos que se hayan registrado se produjeron desde 2001", afirma la NASA. "El 2016 no solo fue el año más caluroso que se haya registrado, sino que ocho de los 12 meses del año (desde enero hasta septiembre, excepto por junio) fueron los más calurosos en comparación con esos mismos meses en todos los años anteriores registrados".

Se prevén incrementos en el promedio de las temperaturas globales en el rango de los 0,5 y 8,6 °F para el 2100. Se calcula que la temperatura promedio de EE. UU. en 2100 "aumentará entre 3 y 12 °F, según el escenario de emisiones y el modelo climático", expresa la EPA.

 
Cambios observados y proyectados en la temperatura global promedio conforme a cuatro rutas de emisiones. Las barras verticales de la derecha muestran los rangos probables de temperatura hacia el final del siglo, mientras que las líneas muestran el promedio de proyecciones en los diferentes modelos climáticos. Los cambios son relativos al promedio entre 1986 y 2005.   (IPCC)

3. Los océanos se están calentado

Los océanos mundiales funcionan como el amortiguador del calentamiento global del planeta, ya que absorben gran parte del calor y del dióxido de carbono generado por los humanos.

Según la NASA, los 2300 pies (700 m) superiores de la superficie de los océanos se ha calentado 0,302 grados Fahrenheit desde 1969.

El impacto del calentamiento de los océanos es de gran alcance. Con el pasar de los años, dichos impactos se sentirán en todo el planeta, desde el derretimiento de los mantos de hielo hasta los eventos meteorológicos extremos.

 
En este gráfico, se muestra cómo ha cambiado la temperatura superficial promedio de los océanos del mundo desde 1880. Como punto de referencia para ilustrar el cambio, se utiliza el promedio de 1971 al 2000. La elección de un período de referencia diferente no alterará la forma de los datos a lo largo del tiempo. La banda sombreada muestra el rango de incertidumbre de los datos, según la cantidad de medidas recopiladas y la precisión de los métodos utilizados.   (NOAA)

4. Los mantos de hielo se están achicando

Según los datos del Experimento de Clima y Recuperación de Gravedad de la NASA, los mantos de hielo de la Antártida y Groenlandia se han reducido. Groenlandia perdió entre 36 y 60 millas cúbicas de hielo por año entre 2002 y 2006, mientras que la Antártida perdió cerca de 36 millas cúbicas de hielo entre 2002 y 2005.

Un estudio indica que la reducción de hielo polar ha contribuido en cerca de un 20 por ciento al aumento total del nivel del mar a escala mundial desde 1992. Para poner en perspectiva la cantidad de hielo perdido, en el estudio se muestra que Groenlandia perdió 152 mil millones de toneladas de hielo por año desde 1992; la región oeste de la Antártida, 65 mil millones de toneladas por año; y la península Antártica, 20 mil millones de toneladas por año.
  (Ted Scambos/National Snow and Ice Data Center)

5. Los eventos meteorológicos extremos son más frecuentes

Uno de los resultados del calentamiento global y el aumento de las temperaturas superficiales del mar son los patrones de precipitaciones cambiantes y las tormentas.

Desde 1950, la cantidad de eventos de temperaturas máximas récord en Estados Unidos ha ido en aumento, mientras que la cantidad de eventos de temperaturas mínimas récord ha disminuido, según afirma la NASA.

Los científicos predicen que, para el final del siglo, es probable que aumente la intensidad de los eventos de precipitaciones en promedio, de la misma manera que aumentará la intensidad de las tormentas tropicales y de los huracanes.

 
Cambios proyectados en la media anual de precipitaciones a nivel mundial para un escenario de bajas emisiones (izquierda) y uno de altas emisiones (derecha). Las áreas azul y verde se proyectaron para demostrar los aumentos de precipitaciones hacia el final del siglo, mientras que las áreas amarilla y marrón se proyectaron para demostrar las reducciones.   (IPCC)

6. La humedad está aumentando

De acuerdo con la NOAA, las mediciones tomadas de las estaciones meteorológicas muestran un aumento de la humedad debido a la cantidad de vapor de agua en el aire. Es una tendencia más que indica que la atmósfera de la Tierra está cambiando.

(MÁS: Nota para Breitbart: La Tierra no se está enfriando, el cambio climático es real)

7. Se redujo la capa de nieve

De acuerdo con un reporte del IPCC de 2013, el área de la capa de nieve del hemisferio norte se ha reducido desde alrededor de 1970, mientras que las temperaturas del permafrost en Alaska y en gran parte del Ártico han aumentado durante el último siglo.

Entre 1955 y 2016, la profundidad de la nieve en el suelo, o la capa de nieve, a principios de la primavera en el oeste de los Estados Unidos disminuyó en más del 90 por ciento, mientras que la "parte promedio de Estados Unidos cubierta de nieve disminuyó a un ritmo de cerca de 3300 millas cuadradas por año entre 1972 y 2015", afirmó el IPCC.

Para el 2100, se prevé que la capa de nieve del hemisferio norte disminuirá en alrededor de un 15 por ciento, lo que dará lugar a temporadas de nieve más cortas y a una reducción de la capa de nieve en muchas regiones. En las latitudes norteñas, se estima que el permafrost continuará derritiéndose, por lo que produciría daños en los edificios, la infraestructura y los ecosistemas de Alaska.

 
En este gráfico, se muestra el área promedio cubierta de nieve en un año calendario determinado, según un análisis de mapas semanales. El área está medida en millas cuadradas.   (EPA)

8. Los glaciares se están retirando

Dado que los glaciares son sensibles a las fluctuaciones de temperatura, los científicos afirman que estos proporcionan pistas irrefutables sobre los efectos del calentamiento global, de acuerdo con el Centro Nacional de Datos de Hielo y Nieve (NSIDC, por sus siglas en inglés).stados Unidos y alrededor del mundo se han estado achicando desde los 60. El ritmo al cual los glaciares se derriten se ha acelerado en la última década.
Comparación entre 1941 y 2004: White Thunder Ridge en el Parque Nacional y Reserva de la Bahía de los Glaciares el 13 de agosto de 1941 (izquierda) y el 31 de agosto de 2004 (derecha). El glaciar Muir desapareció del campo visual; el glaciar Riggs se redujo y se retiró de forma significativa, y apareció nueva vegetación densa. En 1941, el glaciar Muir tenía más de 2000 pies (600 m) de ancho.   (B.F. Molnia y W.O. Field/USGS)
 

9. Los océanos se están acidificando

De acuerdo con la NOAA, la acidez de las aguas superficiales de los océanos ha aumentado alrededor de un 30 por ciento desde el inicio de la Revolución Industrial. La acidificación de los océanos se produce a medida que estos absorben el dióxido de carbono producido por los seres humanos. La NOAA afirma que la cantidad de dióxido de carbono absorbida por la capa superior de los océanos está aumentando en alrededor de 2 mil millones de toneladas por año.

"Las estimaciones de los niveles futuros de dióxido de carbono, basadas en la situación actual, indican que, para fines de este siglo, las aguas superficiales del océanos podrían llegar a ser alrededor de un 150 por ciento más ácidas, lo cual generaría un pH que los océanos no han tenido en más de 20 millones de años", afirma la NOAA.

La acidificación de los océanos pone en riesgo la fauna marina, en especial los moluscos, lo cual impacta en la cadena alimenticia marina completa, incluidos los seres humanos. Es difícil contemplar la realidad de un mundo sin alimentos marinos, en especial en las áreas en las que dependen del consumo de pescado.
Ostras recién recolectadas de Yaquina Bay, Oregon.   (NOAA)
 

10. Los arrecifes de coral están muriendo

Cuando los corales se estresan por el aumento de las temperaturas en los océanos, expulsan a las algas simbióticas que viven en sus tejidos, lo cual las hace quedar completamente blancas, según afirma la NOAA.

Durante los últimos años, se ha producido un aumento alarmante del blanqueamiento de los corales en todo el mundo. En 2005, Estados Unidos perdió la mitad de los arrecifes de coral del Caribe en un año debido a un gigantesco evento de blanqueamiento, de acuerdo con la NOAA.

A principios de este mes, los científicos declararon que el arrecife más grande y más preciado del mundo, es decir, la Gran Barrera de Coral de Australia, está en estado "terminal" luego de varios años de blanqueamiento debido a los aumentos en la temperatura superficial del mar.

Anomalía en la temperatura superficial del mar, Gran Barrera de Coral.   (NOAA, BoM)
Los arrecifes de coral sirven de amortiguador para las costas del mundo, ya que las protegen de olas, tormentas e inundaciones. Mientras continúen muriendo, también aumentará el riesgo a la propiedad y a la vida humana debido a las tormentas, según expresa la NOAA.










Fuente: By Pam Wright Apr 21 2017 12:00 AM EDT weather.com

jueves, 18 de mayo de 2017

Te Invitamos: Feria Socioproductiva Mango Son y Acción 2017.


 El Mango CONSTITUYE independencia y seguridad alimentaria

El espacio y Colectivo Cultural La Nueva Casika, hace llegar la invitación a formar parte de la Feria Socioproductiva Mango Son y Acción 2017.

Actividad, a la que dan continuidad desde hace 5 años y que nació desde los procesos formativos comunitarios, intercambios de saberes, talleres y procesamiento del mango en nuestra localidad en tiempo de cosecha.  Aprovechando la abundancia para valorar y rescatar el uso de las recetas tradicionales, así como reinventando el aprovechamiento del mismo no sólo en el área nutricional y gastronómica sino también en las áreas terapéuticas, biocosmética, medicinales y artesanales.

Hoy día enarbolamos nuestra bandera del MANGO SON Y ACCIÓN como una propuesta educativa alternativa, artística y productiva para generar nuevas formas de hacer economía solidaria y sustentable, reconociendo que el mango CONSTITUYE soberanía y seguridad alimentaria, e insistimos que en nuestra región debe darse la importancia y las políticas populares necesarias para socializar y fortalecer nuestra identidad cultural como pueblo sentipensante e inventivo para sobrepasar los estragos que impone la guerra económica en los últimos dos años. 

La historia alegrada haciendo memoria colectiva desde la juntura como colectivo circulante y vinculante con otros procesos culturales nos ha aclarado los siguientes objetivos:

1.- Promover la seguridad y soberanía alimentaria, así como la difusión y socialización de saberes y estrategias dirigidas a sensibilizar y potenciar las capacidades y recursos de la comunidad, mediante su participación en la vigilancia, abordaje, prevención e identificación de los problemas que puedan afectar la alimentación desde un punto de vista complejo. Tiene la finalidad de propiciar la práctica y reflexión hacia un modelo de nutrición comunitaria que rompa con los paradigmas convencionales de la nutrición y la educación que conciben a la comunidad como objeto de estudio donde el viejo modelo ha sido relacionado con transiciones alimentarias del mundo contemporáneo, vinculadas al sobrepeso y la obesidad y a las enfermedades crónicas no transmisibles. 

2.- Consideramos que estas transiciones han fomentado la sustitución de alimentos naturales, integrales, como el maíz, la yuca, los granos, entre otros, por productos industrializados repletos de aditivos químicos, cuyo uso es bastante cuestionable.

3.- La Nutrición Comunitaria debe impulsar la visibilización de la totalidad del fenómeno alimentario con las comunidades, de manera colectiva, horizontal, dialógica, es decir, a través del diálogo honesto, sin prejuicio en la revalorización de otras formas de concebir la nutrición. Por ello, se propone este intercambio de saberes reafirmando el modelo de Educación Popular para la Nutrición Comunitaria para relacionar las diversas dimensiones que se entretejen con el cotidiano acto de la alimentación, visualizando los aspectos ambientales, fisiológicos, económicos, políticos, sociales, culturales y espirituales desde el dialogo, y  la Educación Popular, comprendiendo, además, que la vía de mejorar la alimentación, la salud y la calidad de vida de las comunidades pasan por su empoderamiento, por la participación protagónica y la organización social, revalorizando los saberes locales, en un proceso de motivación e impulso del Poder Popular para la emancipación social donde la participación de cultoras y cultores revolucionarios tienen un compromiso bastante consecuente.

Para este nuevo encuentro nos disponemos de dos días que contempla la reunificación de colectivos, organizaciones, frentes, grupos e individualidades que de alguna u otra forma procesen, produzcan, distribuyan o simplemente elaboren productos alimenticios, medicinales, terapéuticos, artesanales, artísticos entre otros con o sin el mango. Por tal motivo éste MANGO SON Y ACCIÓN se dará de la siguiente manera:

Agenda:
Viernes 9 de junio
FERIA Y EXPORUMBA SOCIOPRODUCTIVA “MANGO SON Y ACCIÓN”
DE 10: A.M A 10:00 P.M.
LUGAR: ESPACIO CULTURAL LA NUEVA CASIKA
Mercado, intercambios, degustaciones, exposiciones, conciertos,música, danza, pinturas, visuales y más.
Con la participación de (Hasta ahora): Barinas, Miranda, Lara, Zulia, Falcón y Portuguesa.

RECORRIDO TURISTICO CULTURAL CASCO HISTORICO DE GUANARE
De 2 a 4 P.M.
Plaza Bolívar, Centro de Cultura Carlos Emilio Muñoz Oraá, Ateneo Popular de Guanare, Orquesta Sinfónica de Los Llanos, Casacoima, Museo Inés Mercedes Gómez Álvarez Vicerretorado de La Unellez y Teatro De Muñecos de Portuguesa TEMPO.

Sábado 10 de junio
SOCIALIZACIÓN DE SABERES MANGUISTICOS
10:00 A.M
Mística, intercambios de recetas, memoria colectiva de usos y recetas, experiencias formativas, encuentros y conversas.

 Lo logístico:

Cada participante deberá traer hamaca, sabanas, carpa, artículos de aseo personal y algún producto alimenticio para compartir.

La alimentación durante los dos días será gestionada por el Colectivo La Nueva Casika, ante cualquier situación burocrática estaremos en contacto con ustedes para mirar las posibilidades de solventarla con el apoyo mutuo y la solidaridad entre nosotr@s mism@s.

La movilización estará a cargo de cada una que desee asistir.
Traer sus parches o instalaciones.
El Espacio Cultural gestionará mesas para las exhibiciones.


"Nos descentramos no para establecer un enemigo, sino para inventar un sur. Buscamos el sur, no como una construcción geopolítica que nos sitúe como bloque de periferias poscoloniales para reivindicar el poder antagonista del margen, sino como un posicionamiento político que nos hace ser las fisuras del sistema, que nos hace ser los quiebres y desbordes que ya no son negociables. Decimos sur asumiendo que éste puede estar en cualquier geografía y en cualquier latitud porque el sur no es una identidad desde la cual legitimarnos sino que es una manera de afirmarnos en ser parte de las fuerzas desbordantes que trabajan como virus, que desde la contaminación y la propagación, inciden en la producción de otras historias, de otras afecciones, de otras experiencias políticas." (Helena Chávez Mac Gregor en Valeria Flores, 2010: 217)

Sin más esperamos nos confirmen su asistencia. Y esperamos contar también con su alegre aporte a la juntura necesaria.
0424-5442648- 0414-5016375

II Lugar Premio de Periodismo “Dr. Manuel Palacio Fajardo” 2016

Desde el 06012014 - 4:35 p.m.