lunes, 15 de enero de 2018

¡Increíble! El frío llegó a África y un manto de nieve cubrió el Sáhara

La ola polar que ha afectado en los últimos días a buena parte de EEUU y a España llegó al norte de África, donde el desierto del Sáhara trocó su habituales tonos rojizos y marrones por el blanco de la nieve.

El fenómeno se registró en el poblado de Aïn Séfra, conocido como ‘la puerta del desierto’, en el noroeste de Argelia. En este distrito, ubicado a 1.080 metros sobre el nivel del mar, la nieve llegó a alcanzar los 40 centímetros de espesor, reseñó el diario Express.

“Realmente, nos sorprendimos cuando nos despertamos y vimos nieve de nuevo”, contó el fotógrafo Karim Bouchetata.

Esta nevada, que podría mantenerse hasta este martes es la tercera que se registra en el norte del Sáhara desde el 18 de febrero de 1979. La siguiente tuvo lugar en diciembre de 2016.

Se estima que en la próximas horas los sitios afectados por la ola de frío puedan quedar cubiertos por entre 10 y 15 centímetros de nieve.
T/RT
F/@severeweatherEU
Fuente: Correo del Orinoco 8/1/18

domingo, 14 de enero de 2018

Eclipse total de luna azul se podrá disfrutar este 31 de enero

Este próximo 31 de enero se podrá disfrutar de un eclipse total de luna azul, el cual se observará desde América del Norte, Asia Oriental, Australia y el Pacífico.

La luna de este 31 de enero por su cercanía con la Tierra se convertirá también en la segunda y última superluna del año.

La luna quedará totalmente oculta por la sombra que proyecta la Tierra y proyectará un color rojo o anaranjado, fenómeno que es denominado como luna de sangre.

Luego de 151 años (31 de marzo de 1866) en este 2018 se repetirá un evento único, en el que coinciden tres fenómenos astronómicos a la vez.

Según el portal Space.com, se prevé que la próxima luna azul a través de la umbra de la Tierra se produzca el 31 de diciembre de 2028 y el 31 de enero de 2037.

Mientras que un próximo eclipse parcial de sol se podrá disfrutar en la Antártida y el sur de Suramérica el 15 de febrero de este año.
Fuente/TeleSur
Foto/Archivo
Fuente: Correo del Orinoco 8/1/18 

viernes, 12 de enero de 2018

VII Congreso Internacional de Agroecología Córdoba, 30, 31 de mayo y 1 de junio de 2018

Organizan:
Instituto de Sociología y Estudios Campesinos (ISEC) – Universidad de Córdoba
Grupo de Investigación en Economía Ecolóxica e Agroecoloxía – Universidad de Vigo
Observatorio de Soberanía Alimentaria y Agroecología (OSALA)

AGROECOLOGÍA Y SOBERANÍA ALIMENTARIA:
(re)politizando los sistemas agroalimentarios 

Tiempos de crisis ambientales, políticas y sociales. Tiempos donde la alimentación, las tierras y la biodiversidad es acaparada y gobernada por un mercado globalizado. La agroecología, como paradigma científico y como filosofía de acción, pertenece al campo de las alternativas para construir otros mundos: más sostenibles, más justos, más próximos a una soberanía alimentaria.

Por eso la agroecología no puede ser solo una técnica o un método de producción a intensificar. Tampoco puede encerrarse en un sello de certificación para mercados y consumos llamados “ecológicos”. Sin embargo, el concepto de “agroecología” empieza a ser cooptado por organizaciones internacionales, instituciones académicas y políticas públicas que lo utilizan sin alterar el marco (insustentable) de la “globalización alimentaria”. Se pierde su contenido profundo (social, ambiental, político). Se asume como un proceso técnico y de gestión de nuevos mercados agroalimentarios. En las revistas científicas la “agroecología” empieza a ser encerrada en una visión parcial y cada vez más purificada desde la “objetividad” y la “neutralidad”. La “agroecología científica” se hace cada vez más autorreferencial y alejada de los procesos socioambientales en los que se pelea para defender la vida frente a la agricultura expoliadora del capitalismo.

Por eso, tenemos una necesidad de repolitizar la agroecología, de reivindicar la toma de partido en la lucha por la vida desde procesos colectivos, emancipadores y sustentables. Reivindicar las rebeldías frente a la globalización de hambrunas y malnutriciones, la concentración de poder en manos de las transnacionales, los ecocidios y los epistemicidios. Reivindicamos por ello las luchas por el territorio, la demanda de una soberanía alimentaria, el derecho a la alimentación, tal y como realizan movimientos sociales campesinos, indígenas o aquellas redes que promueven un decrecimiento con criterio de justicia global. La lógica del libre comercio neoliberal sigue provocando hambre, dolor y destrucción; la concentración de poder desde las empresas de semillas, químicos biocidas y tecnología continúan su carrera de privatización y mercantilización de la vida; el acaparamiento de tierras en todo el mundo se enfrenta a la reivindicación desde la soberanía alimentaria de una reforma agraria integral; las condiciones de trabajo en el campo de locales y migrantes sigue siendo un horror social; el poder de la gran distribución pretende apoderarse de todos los mercados; las políticas públicas siguen rindiéndose a los lobbys de la industria; las mujeres en el medio rural siguen como subalternas de la subalternidad; etc. Desde La Vía Campesina en sus diferentes momentos históricos, foros de soberanía alimentaria, Nyelení o en la actualidad desde su VII Conferencia, junto con los movimientos afines, sigue denunciando y peleando por cambiar este modelo agroalimentario, al igual que todos los colectivos y experiencias que en los distintos territorios pelean por la soberanía alimentaria y la agroecología.

Entendemos que la agroecología es, sobre todo, una visión política para la construcción de nuevas sociedades para una urgente respuesta a los problemas que nos acucian globalmente. Nuevos mundos, a escala local y en un plano global, en los que pongamos la vida en el centro. El objetivo será poner en pie procesos que cuiden y sostengan cuerpos y territorios de forma sustentable. Donde

la producción, la distribución y el consumo de alimentos sean ambientalmente sanos, socialmente justos, económicamente viables, culturalmente apropiados, completos nutricionalmente, a través de sistemas agroalimentarios relocalizados. La agroecología es política, la agroecología es el camino para la construcción de nuestras soberanías alimentarias.

Apostamos por una agroecología que desafíe las explicaciones que el propio sistema agroalimentario especulativo y globalizado nos da sobre: el hambre, la pobreza rural, la malnutrición, el cambio climático o el consumo ecológico (como nicho de mercado). Para ello hay que seguir redescubriendo, acompañando y construyendo prácticas y experiencias agroecológicas en todos los rincones del planeta, desde la agricultura campesina y la agricultura familiar hasta los modelos de consumo y las culturas alimentarias sustentables. Apoyando alternativas que nos van articulando otros mundos: desde el intercambio de semillas de variedades locales entre agricultoras, hasta la defensa de alimentos justos y sanos; pasando por sistemas de certificación apropiados, circuitos cortos sostenibles y la defensa colectiva del patrimonio agrario; creando sinergias para una agroecología política.

Porque la agroecología es autonomía, es creatividad, es procesos colectivos, es cooperación social anclada en nuestros territorios. La agroecología es ciencia, es práctica y movimiento. Es suelo, granja y sistema agroalimentario. Es movimientos sociales y políticas públicas. Y tendrá que ser feminista o no será: debe abrazar la vida y dejar de invisibilizar a las mujeres y su papel en la reproducción de la misma; romper los moldes del patriarcado y sus formas de dominación sobre la naturaleza y sobre las personas; construir espacios y prácticas de igualdad, de empoderamiento colectivo, de libertad de decisión y de nuevas formas de valorar la vida desde economías feministas y economías ecológicas.
Por todo ello, estamos imaginando este congreso agroecológico como un espacio de encuentros e intercambios. Buscamos construir sinergias y alimentar apoyos entre el mundo académico, el político, el social y el conjunto de redes que parten de iniciativas concretas: nuestros grupos de trabajo estarán compuestos por integrantes de estos mundos; lanzaremos colectivamente reflexiones políticas sobre los grandes temas que nos preocupan y sobre las alternativas que queremos ayudar a construir. Pretendemos además permear con este color agroecológico a la ciudad de Córdoba. Para disfrute de todas las que venís de fuera y para que la gente de aquí redescubra otra nueva ciudad y otro mundo posible.

Desde el comité organizador os invitamos a participar en cualquiera de las opciones que os proponemos: tanto a través de los grupos de trabajo, presentando comunicaciones o póster, asistiendo a las ponencias y mesas redondas, a los distintos talleres con colectivos y experiencias, proponiendo y/o disfrutando de las actividades agroecológicas de ocio y culturales, y en todos los casos sumando ideas que alimenten este congreso.

Os esperamos en Córdoba los días 30, 31 de mayo y 1 de junio de 2018 para compartir agroecología y también sabores, colores y calores andaluces.

¡Globalicemos la lucha, globalicemos la esperanza!

Por un mundo rural vivo.

FECHAS IMPORTANTES
Celebración del Congreso: 30, 31 de mayo y 1 de junio de 2018, Córdoba.
Lanzamiento del Congreso: 15 de octubre de 2017
Fecha límite recepción de resúmenes de comunicaciones y experiencias: 16 de febrero 2018

LENGUAS OFICIALES
Idiomas oficiales: castellano, portugués e inglés (no habrá servicio de traducción).

miércoles, 10 de enero de 2018

Récord en costo mundial por catástrofes ‘naturales’ en 2017

Las catástrofes ‘naturales’ provocaron en 2017 muchos más daños que durante los cinco años anteriores, con una parte cubierta por las aseguradoras que alcanzó un récord, anunció este jueves 4 de enero, la reaseguradora alemana Munich Re.

El año pasado (2017), las catástrofes ‘naturales’ causaron 330 mil millones de dólares en daños, es decir cerca del doble que en 2016 (175 mil millones de dólares) y el balance más alto de la historia después de 2011 (354 mil millones de dólares), detalla el número dos del sector en un estudio.

De estos 330 mil millones, principalmente relacionados con huracanes y con el grave terremoto de México, las aseguradores tuvieron que cubrir “daños récords” de 135 mil millones, precisa el reasegurador.

Las catástrofes ‘naturales’ provocaron además la muerte de 10 mil personas el año pasado, poco más que en 2016 (9 mil 650 muertos), pero muy inferior a la media de la última década que se establece en 60 mil víctimas al año.

En total, se registraron unos 710 acontecimientos climáticos o geológicos extremos en 2017, un resultado muy superior a los 605 constatados de media en el mismo periodo.

Munich Re destaca especialmente las catástrofes que afectaron a Estados Unidos, que representaron la mitad de todos los daños, mucho más que la media de alrededor de un tercio registrada a largo plazo.

El huracán Harvey del mes de agosto, con sus lluvias torrenciales en Texas, causó 85 mil millones de dólares en daños.

Los otros huracanes –Irma en Florida (32 mil millones de dólares) y María en el Caribe- así como los incendios en California son señalados por el estudio.

En Europa, las temperaturas inusualmente bajas en abril causaron 3 mil 600 millones de dólares en daños en la agricultura, de los que las aseguradoras solo cubrieron 650 millones.

En Asia, el monzón de una intensidad poco habitual dejó 2 mil 700 muertos y provocó 3.500 millones de dólares de costes.

Algunas de estas catástrofes “fueron un avance del futuro”, “nuestros expertos esperan ver catástrofes más a menudo”, aunque algunas “no son atribuibles directamente al cambio climático”, comentó Torsten Jeworrek, jefe de la filial de reaseguros de Munich Re, citado en un comunicado.
F/La Jornada
F/AP
Fuente: Correo del Orinoco 4/1/18

lunes, 8 de enero de 2018

Estado “catastrófico”: Se derriten carreteras en Australia por calor sin precedentes

Mientras prosigue la tormenta de frío glacial en la costa este de Estados Unidos, en Australia se observa todo lo contrario.

Los servicios de emergencia en el sudeste del país insular han advertido a la población que permanezcan dentro de sus viviendas mientras una peligrosa ola de calor atraviesa el país, con temperaturas tan altas que en algunas carreteras se está derritiendo el asfalto.

Así, el calor abrasador hizo que un tramo de diez kilómetros de la autopista Hume cerca de Melbourne, la capital del estado de Victoria, se volviera suave y pegajoso, convirtiéndose en un obstáculo considerable para los automovilistas que intentaban ingresar a la ciudad, reseña el portal web de noticias ABC News.

Además, los estados de Victoria, Australia del Sur y Tasmania han decretado una prohibición total de realizar fuego después que varios incendios fuera de control en las afueras de Melbourne destruyeran edificios y pusieran en peligro la vida de personas.

Se espera que las temperaturas superen los 40 °C en el sudeste del país. El servicio meteorológico australiano pronosticó máximos de 45 °C en Penrith, de 44 °C en Richmond y de 43 °C en Liverpool, con gran parte de la región calificada como en estado “catastrófico” por los servicios de emergencia, que ha activado el código rojo en la zona.

En 2009, los peores incendios forestales registrados en el país destruyeron miles de hogares en el estado de Victoria, matando a 173 personas y provocando heridas a 414 en un solo día, que fue bautizado por los medios locales como “Sábado negro”.

Fuente: Correo del Orinoco 7/1/18 
F/RT
F/Gettyimages.ru

domingo, 7 de enero de 2018

Descubren terrazas agrícolas de civilización antigua en Bolivia

Un grupo de exploradores bolivianos descubrieron un nuevo sitio rodeado de terrazas agrícolas construidas por una antigua civilización, las cuales forman enormes figuras de piedra con formas extrañas.

Desde las alturas, el explorador Carlos Bedregal Salinas y el capitán de aviación, Marcelo Miralles, encontraron unas figuras de piedra de hasta 150 por 125 metros que se encuentran en un parque arqueológico.

Mientras que las figuras más pequeñas se extienden de 24 por 25 metros, sin embargo, acceder a ellas es complicado ante las características de las montañas cóncavas.

Foto: Correo del Sur
Las figuras encontradas se encuentran en medio de montañas de 4.500 metros de altura sobre el nivel del mar y a 35 kilómetros al sudeste de la ciudad boliviana de Oruro, que según los exploradores fueron construidas por una civilización hace cientos de años.

Los Muros de Chacara, como fue denominado el lugar por su cercanía a la comunidad de Chacara, fue descubierto el pasado 2 de julio de 2017.

En las cercanías del lugar también se pueden observar otros espacios arqueológicos, tales como el Camino del Inca o La Escalera y el Inca Palacio.
F/Telesur
F/Los Tiempos

sábado, 6 de enero de 2018

Capa de Ozono se recupera por prohibición de CFC

El agujero de la capa de ozono sigue reduciéndose gracias a la prohibición de uso de sustancias químicas como los clorofluorocarbonos (CFC).

A través de observaciones satelitales directas del agujero en la capa de ozono, los científicos de la NASA demostraron que los niveles de cloro que destruye el gas encargado de proteger la Tierra de los rayos ultravioleta del Sol, disminuye progresivamente.

“Vemos claramente que el cloro de los CFC está bajando en el agujero de ozono y que está ocurriendo menos agotamiento del ozono debido a él”, explicó la autora principal del estudio Susan Strahan.

Para la NASA, la recuperación dio como resultado 20 por ciento menos de agotamiento de la capa de ozono en comparación con el año 2005, y esto es el resultado directo de la prohibición internacional de productos químicos que contienen CFC.

En la actualidad los miembros firmantes en el Protocolo de Montreal firmado en 1987 velan por cumplir su compromiso de sostenibilidad ambiental y han eliminado permanentemente más de un millón y medio de toneladas de producción de productos químicos que deterioran la capa de ozono.
Asimismo, el 15 de octubre de 2016 los representantes de casi 200 países, adoptaron en Kigali (Ruanda) un acuerdo sobre la eliminación gradual de los hidrofluorocarburos (HFC), gases usados en frigoríficos y aparatos de aire acondicionado, considerados nocivos para el clima y para la capa de ozono, modificando y mejorando el Protocolo de Montreal.

Se esperaba una disminución del 20 por ciento en el agotamiento de la capa de ozono durante los meses de invierno de 2005 a 2016, según lo determinado por las mediciones de ozono MLS.

Los CFC son compuestos químicos de larga vida que se elevan a la estratosfera, donde son separados por la radiación ultravioleta del Sol, liberando átomos de cloro que destruyen las moléculas de ozono.
El ozono estratosférico protege la vida en el planeta mediante la absorción de la radiación ultravioleta potencialmente dañina que puede causar cáncer de piel y cataratas, suprimir el sistema inmunológico y dañar la vida de las plantas.

Fuente: Correo del Orinoco 06/01/18
T/Telesur
F/Archivo

viernes, 5 de enero de 2018

La lógica de la ciudad y la Agricultura Urbana



Las ciudades fueron diseñadas por arquitectos y construidas por ingenieros, para los cuales el concepto de suelo es muy diferente al de los profesionales de la ciencia agrícola, por ello cuando se va a realizar una construcción surge el famoso replanteo del suelo, y eso hace que por diversas vías se extraiga el primer horizonte del suelo que es precisamente el que contiene las propiedades edafológicas en cuanto a sus propiedades químicas y físicas necesarias para el buen desarrollo de las plantas. 

En tal sentido la lógica de la ciudad es construir obras civiles para la población lo que hace de las ciudades una selva de concreto. Es así como en los patios de las viviendas donde quedan suelos con vocación agrícola, los mismos son objeto de aplicación de rellenos pensando en ampliar la casa, o simplemente son cubiertos con diferentes materiales de construcción que los imposibilita para la agricultura urbana directa o intensiva. 

Lo anterior se convierte en uno de los problemas a solventar para la producción de Agricultura Familiar Urbana como lo es la poca disponibilidad de sustratos óptimos para tal fin. 

Otra lógica de la ciudad es generar inmensas cantidades de lo que comúnmente llamamos basura (residuos y desechos sólidos) debido a la voraz cultura de consumo inoculada por intermedio de los medios de comunicación como herramienta del sistema capitalista, eso hace que se adquieran cosas que no necesitamos y otras tantas que por obsolescencia programada se dañan y todo va a dar a nuestra basura. 

Pero lo peor es que el sistema acumula toda esa basura que sacamos de nuestros hogares, llevándolas a basureros o rellenos sanitarios sin ningún tipo de manejo previo y por consiguiente convirtiendo un pequeño problema individual en un gran problema social. 

Sin embargo esta debilidad de la sociedad se convierte en tremenda oportunidad para solventar el problema de la falta de sustratos para practicar agricultura familiar urbana, pues un 75 % en promedio de esa basura es de origen orgánico y por consiguiente se puede transformar en el mejor sustrato del mundo para el desarrollo de las plantas, esto solo usando técnicas muy sencillas de las cuales profundizaremos mas adelante.

En cuanto al Agua la mayor parte de las ciudades afrontan problemas con la distribución del vital líquido y son afortunados y muy pocos los individuos que al entrar a bañarse y abren la regadera el agua sube por la tubería hasta la salida de agua, esto evidencia la escasez. También son muchos los habitantes que no cuentan con un permanente servicio de agua y solo lo logran en horarios diferentes de uso. 

Sin embargo los que sí cuentan por ahora con un servicio permanente de agua le dan un uso sin criterio de sostenibilidad y prácticamente la derrochan y es muy común ver como lavan sus carros, las aceras, las calles y todo cuanto se le ocurre para desperdiciar tan sagrado líquido para la vida de todas las especies del planeta tierra. 

Aquí nuevamente la basura tiene importancia para ayudar a solventar el problema de la disponibilidad de agua para el riego y consumo de nuestras plantas y animales en la Agricultura Familiar Urbana, pues del 25 % que representa la de origen inorgánico podríamos usar para por ejemplo cosecha de agua, de lo cual también dedicaremos espacio en este libro para explicar cómo hacerlo. 

Si hay algo en lo cual la Agricultura Familiar Urbana puede interceder de manera decidida para contribuir a cambiar de la lógica de la ciudad es en las dinámicas sociales que han hecho que la familia se desintegre y con ella se desintegra la sociedad.

Estas dinámicas hacen que en los hogares los padres trabajan, los hijos estudian y pasan parte del dia separados, y en casos donde los hijos tienen tiempo libre en momento en que sus progenitores continúan trabajando, estos son inscritos en recuperación, deporte, danza, teatro, pintura o lo que sea que permita mantenerlos ocupados y que sea otro quien los cuide, lo cual por muy buena que sea la actividad divide a la familia. 

No conforme con lo anterior al llegar todos a la casa continua la separación pues no se comparte ni la cena, cada quien es su habitación frente al tv, la computadora, la tabla, el celular o cualquier cosa menos comunicándose como familia, de este problema también hablaremos más adelante como la agricultura familiar urbana puede contribuir a solucionar.   


Conuquero Victor Peralta

jueves, 4 de enero de 2018

Te Invitamos a Realizar tu Registro Campesino

Actualización de datos del Registro Campesino (RUNOPPA), al cual podrán acceder a través de la página web o por medio de la dirección electrónica: 

registrocampesino.agriculturaproductiva.gob.ve


Cualquier duda o sugerencia pueden comunicase por: 0800 - AGRICUL (2474285) o a través del correo electrónico: runoppa@agriculturaproductiva.gob.ve.

 

miércoles, 3 de enero de 2018

En el 2017 Convenio Cuba-Venezuela capacitó a más de 4 mil agrourbanos en producción vegetal y animal

(Caracas, 27-12-2017. Prensa Minppau).- Como parte de las actividades de acompañamiento desarrolladas por los asesores del Convenio de Cooperación Integral Cuba Venezuela, en el marco de la ejecución del Proyecto de Consolidación de la Agricultura Urbana para la Transformación del Modelo Agroproductivo y Sociocultural, fueron capacitados 4.861 agrourbanos en el área de producción vegetal, en 81 escenarios atendidos en 11 estados del país.

La información fue suministrada por Huber Pérez Hernández, consultor principal del mencionado proyecto, quien elogió los avances en “la construcción conjunta de un modelo económico productivo, que deja atrás la dependencia del rentismo petrolero y abre nuevos caminos de soberanía y determinación para el pueblo de Bolívar”.

Pérez también precisó que en el área de producción animal fueron formadas 4.260 personas en 86 espacios. Mientras que en materia de producción de semillas se atendieron 91 escenarios agrourbanos, 7 Fundos Zamoranos, 4 Centros de Producción Agropecuaria y 1 finca del convenio PDVSA Intevep – Minppau. En este último tema fueron capacitados 1.167 productores.

A juicio del consultor “uno de los más grandes logros de este proyecto ha sido el intercambio de saberes y experiencias entre los productores venezolanos y los asesores cubanos, en pro de hacer germinar la semilla de una nueva cultura agroalimentaria en esta gran nación hermana. Para lograr este objetivo se cuenta con todos los elementos necesarios: la fuerza de trabajo de los venezolanos, un suelo muy fértil, un clima bondadoso y políticas gubernamentales orientadas al desarrollo de la producción agrourbana”.

La actividad fue propicia para que Pérez Hernández entregara de manera oficial a Yurien Valdés González, el cargo de consultora principal del referido proyecto y presentara un resumen de los principales logros alcanzados durante el 2017 ante el jefe de las Misiones Sociales Cubanas en Venezuela, Víctor Gaute; y el jefe de la Misión Agroalimentaria, Ángel Rescio; entre otros asesores cubanos asistentes.

Por su parte, Víctor Gaute se refirió al 2017 como “un año de luchas y victorias para el Gobierno Bolivariano. Este es un pueblo de paz y le ha enviado un mensaje preciso al resto del mundo, venciendo l violencia con sabiduría”, puntualizó el jefe de las Misiones Sociales, a la vez que resaltó el carácter demostrativo que tienen las revoluciones de Cuba y Venezuela. “La Revolución Cubana nos ha permitido compartir lo que tenemos con este noble pueblo y eso es una realidad tangible”, precisó Gaute.

Por su parte, Yurien Valdés se comprometió a continuar trabajando en función de la consolidación de la agricultura urbana en el territorio nacional y hacer todo lo necesario para cumplir con las metas de acompañamiento integral en materia de producción vegetal y pecuaria en los espacios priorizados por el actual proyecto, así como apuntalar la elaboración de alimentos balanceados para animales, entre otros objetivos contemplados en el nuevo programa que arrancará en mayo de 2018.

En dicho evento, el cual tuvo como escenario el Núcleo de Desarrollo Endógeno Fabricio Ojeda, la responsable por la contraparte venezolana, Sinaí Bastardo, directora de Relaciones Internacionales del Ministerio del Poder Popular de Agricultura Urbana y de la Fundación Ciara, destacó la extraordinaria labor realizada por Huber Pérez en favor del desarrollo de la movida nacional agrourbana y le entregó un merecido reconocimiento de parte del ministro Freddy Bernal. (FIN/ Mariela Franco. Fotos: Ian Scott).

martes, 2 de enero de 2018

Superluna marca inicio del Año Nuevo

Los pasados lunes 1 y martes 2  y el próximo 22 de enero podrá disfrutarse de la llamada Trilogía de las superlunas.

Ambas forman parte de la llamada Trilogía de las superlunas, tal y como reseña la NASA.
La tercera de ellas adornará el cielo el próximo 22 de enero.
¿Por qué ocurre este fenómeno?
La órbita del satélite alrededor de la Tierra hace que en algunos momentos se encuentre más cercano el llamado perigeo, o más lejos, el apogeo.


View image on TwitteLa tercera de ellas adornará el cielo el próximo 22 de enero y la del martes será la más grande.
F/Telesur
F/EFE

miércoles, 27 de diciembre de 2017

Porque y para que hacer agricultura Familiar urbana



En este momento de guerra económica que vive nuestra patria Venezuela, es vital reflexionar acerca de la posibilidad inminente que las apetencias del imperio estadounidense arrecien su ataque y claven más sus garras profundizando el bloqueo. En tal sentido bien sea ante esa circunstancia o cualquier otra que se presente debemos estar listos para afrontarla sea cual sea su tamaño.

Es indiscutible que una de nuestras mayores debilidades es la alta dependencia externa en algo fundamental como nuestra seguridad alimentaria, por ello y tomando en consideración que la mayor parte de nuestra población se encuentra asentada en espacios urbanos y que además de forma grave y alarmante nuestro sector rural en su inmensa mayoría se encuentra bajo la producción de monocultivos bajo la lógica del capital, se hace impostergable iniciemos un trabajo para producir alimentos sanos y variados en cada palmo de espacio que en este momento no este productivo sobre todo en las zonas urbanas. 

Si logramos que las familias produzcan con visión agroecológica parte de lo que necesitan para vivir estaríamos fortaleciendo nuestra soberanía y a su vez atacando problemas ambientales, sociales y económicos, en tal sentido se hace imperioso que sembremos y criemos para tener patria socialista e independiente.

Es evidente como el pueblo venezolano, ha venido tomando con mucho entusiasmo, esfuerzo y dedicación la propuesta realizada inicialmente por el líder eterno de la revolución Bolivariana, el comandante Hugo Chávez y en la actualidad mucho más por el Presidente obrero Nicolás Maduro, para llevar adelante el programa de Agricultura Urbana, quien para ello creo el Ministerio del Poder Popular para la Agricultura Urbana. 

Son ya muchos los hogares en los cuales sus patios exhiben el cambio y podemos observar la presencia de plantas alimenticias, medicinales e incluso ornamentales, generando un agroecosistema que permite obtener no solo alimentos inocuos, mucho más aun, generar biodiversidad y con ella mayor calidad de vida. 

Estas familias que ya han logrado obtener el fruto de su esfuerzo y con satisfacción consumen sus alimentos y los excedentes son truequeados con vecinos y amigos. Es importante destacar el cambio surgido en las familias, los cuales han fortalecido su cultura de trabajo y valores como el respeto y la responsabilidad sin los cuales no habría sido posible obtener sus cosechas viviendo día a día la maravillosa experiencia de ver como una semilla se convierte en una planta que le brinda su fruto en recompensa por haberla cuidado, y es en este momento cuando comprendemos estamos compartiendo con seres vivos que sufren y padecen y por consiguiente necesitan de nuestros cuidados y acompañamiento. 

En tal sentido la Agricultura Urbana, aunque prefiero llamarla Agricultura Familiar, nos conecta con el cosmos y eleva los niveles de espiritualidad para vivir en armonía con todas las formas de vida, permitiendo resurja cual ave fénix, la cosmovisión de nuestros antepasados aborígenes que consideran el alimento como algo sagrado, ya  que un ser vivo da su vida para que sigamos viviendo, el alimento no es una mercancía es un derecho de todo ser vivo. 
   
La Agricultura Urbana, en este momento en Venezuela se encuentra desbordando pasiones y debates, desde ya hace varios años estamos promoviéndola y por esa razón decidimos que era necesario compartir con ustedes mi experiencia de agricultura familiar para demostrar más con hechos que si es posible.

La Agricultura Familiar Urbana, desde la cual no solo se producirá alimentos esencialmente en primer lugar para satisfacer las necesidades de la familia, si no que traerá consigo beneficios ambientales al reducir significativamente los residuos que generan las familias, pues los de origen orgánicos se usarían para producir el sustrato y los de origen inorgánicos, como elementos que usando la imaginación servirían para establecer las plantas, además incrementaremos la biodiversidad en las ciudades.

Desde el punto de vista económico se debe pensar no tanto en ingresos por venta, pero si en el ahorro por dejar de comprar mucho de lo que ahora consumimos, aunado a que al comer sano, nos enfermamos menos y por consiguiente existe ahorro en medicamentos, los cuales por cierto son producidos por gran parte de las mismas transnacionales del agronegocio.

En lo social no es un secreto para nadie que las tecnologías nos tienen atrapados es muy alto el número de horas que la familia dedica a ver tv, estar frente a la computadora o usando el celular, todo esto desintegra la unión familiar y la sociedad.

Con Agricultura Familiar Urbana podemos dinamizar los hogares, rescatando la cultura del trabajo, y valores como el respeto y la responsabilidad, si logramos entender el respeto a la vida de las plantas y los animales, con una fuerte conexión espiritual, esto permitirá trascender a un mejor sistema de vida en armonía con el patrimonio natural y lograr la mujer, el hombre nuevo la sociedad nueva, no solo produciendo alimento, también dignidad y la verdadera independencia nacional.

Conuquero Victor Peralta 










II Lugar Premio de Periodismo “Dr. Manuel Palacio Fajardo” 2016

Desde el 06012014 - 4:35 p.m.